Comunicate con Porto Ltda:
(+598) 2401 38 37*
Volver a todas las novedades

Recomendaciones sobre el uso de Repelentes

 

 

Existe una creciente preocupación en las Américas por la expansión de enfermedades transmitidas
por vectores, especialmente las transmitidas por mordeduras de mosquito. Los vectores son
organismos vivos que transmiten enfermedades infecciosas al ser humano. El principal problema de
estas infecciones radica en su fácil diseminación, en la ausencia de tratamientos específicos para
muchas de estas enfermedades y en la falta de desarrollo de vacunas para la prevención de algunas
de ellas.

Entre las enfermedades más conocidas transmitidas por mosquitos se destaca por su actual
aumento las trasmitidas por el mosquito Aedes aegypti: dengue, chikungunya y virus zika.

REPELENTES

Los repelentes son sustancias sintéticas o derivadas de plantas que se aplican de forma tópica para
repeler a los insectos, sin efecto insecticida.

 En Uruguay se encuentran disponibles para uso tópico tres sustancias repelentes: DEET, aminopropionato y citronela.

DEET proporciona una eficacia repelente cuya duración depende de la concentración del principio
activo. Así, cada incremento aproximado de un 5% en la concentración, aumenta 1 hora la duración
de la eficacia repelente.

En nuestro país se comercializa en variadas concentraciones pero debe tenerse en cuenta que concentraciones mas allá del 40% no ofrecen protección mas allá 8 horas.

Es poco frecuente la producción de urticaria y dermatitis. Su ingestión puede
causar náuseas, vómitos y dolor abdominal, que también pueden verse luego de una excesiva
exposición cutánea. En su empleo tópico sus efectos adversos sistémicos están relacionados con la
cantidad absorbida a la sangre.

Después de 6 horas de administración cutánea, en la circulación aparece entre 9% y 56% de la concentración.

En relación a su uso en niños, la Academia Americana de Pediatría recomienda que las
formulaciones para niños sean con concentraciones menores a 10% de DEET. Se recomienda su uso
como profilaxis durante períodos cortos de tiempo, no habiendo sido estudiado su uso crónico o
subcrónico. En regiones endémicas se recomienda el uso una vez al día en niños mayores de 6
meses, 2 aplicaciones diarias en niños entre 1 y 12 años y más allá de los 12 años 3 aplicaciones
diarias. 

Los repelentes basados en citronela son poco eficaces, siendo la duración de su efecto menor a una
hora. Los repelentes comercializados en forma de pulseras impregnadas de DEET o citronela, a
distintas concentraciones, no tienen eficacia alguna, contabilizándose mordeduras de insecto a partir
de los 4 centímetros de distancia desde la pulsera. No se encontraron datos respecto a su seguridad. 

 

Fuente: Eficacia y seguridad de repelentes de mosquitos para uso humano disponibles en
Uruguay
Dra. Maynés López, Stephanie Viroga, Camila Ramos, Carolina Amigo, Noelia Speranza.
Centro de Información de Medicamentos, Departamento de Farmacología y Terapéutica.
Facultad de Medicina, UdelaR.

Fotografía: MabelAmber/Pixabay

Comentarios
Escribe un comentario Cerrar comentarios